La rabia

Murcia 2 Mallorca 2

nueva condomina

A Oltra se le fichó sabiendo que sus equipos necesitan cantar barraca al menos 3 veces para sacar los partidos y se obró en consecuencia: se armó una escuadra compuesta sólo por delanteros. Seguramente nos pasamos de optimistas esperando que muchos atacantes anotasen muchos goles, como también fue ingenuo esperar que un mal defensa de Primera resultase uno bueno en Segunda. Al menos es mucho más barato, debió pensar el señor del Monopoly que ficha en el Mallorca. Desde entonces, el Mallorca se juega cada partido en la casilla de “suerte” y a veces sale mal y a veces sale peor, pero últimamente también le sale digno, que es lo que pasa cuando uno se respeta a sí mismo y le jode que las cosas no vengan como debería. En las últimas semanas del Mallorca hay rabia, lo que ha permitido encadenar 5 encuentros sin perder, golear por primera vez en toda la temporada o remontar (hasta tres veces) resultados adversos después de más de un año sin conseguirlo. Una rabia que nace de la frustración del propio equipo, que juega bien pero que no acaba de manifestar esa calidad individual que se le presupone, o que aparece pero que (casi) nunca es suficiente, pues en la Segunda Divisón pesan más los errores que las condiciones. Ayer dos despistes de Nunes y Cadamuro costaron dos goles contra un Murcia que chutó 3 veces con peligro. El conjunto grana es un buen equipo que se parece al Mallorca en que suele pagar su inocencia arriba y su ternura atrás, lo que permitió a los mallorquinistas llegar lo suficiente como para golear. Como Casto no es Miño, ni tampoco Víctor es Kike, al final sólo fueron dos, que por supuesto nacieron de la rabia. Primero Bigas, con un zurdazo lleno de furia, y después Gerard tras una triangulación de calidad con Víctor y Alfaro. Sentirse vivo es ver la rabia en los ojos de Gerard Moreno en las últimas semanas. Verle doblegar a Saizar o pelearse con Mauro llama a la esperanza del mallorquinista capaz de mantener la mente templada, al menos hasta que una entrada por detrás de Víctor a Truyols o las lágrimas de Iñigo le recuerden que a la rabia le sigue la impotencia.

RCD Mallorca: Miño; Nsue, Nunes, Cadamuro, Kevin; Alfaro, Bigas (Company, 57′), Thomas, Iñigo Pérez (Marco Asensio, 51′); Víctor (Hemed 80′) y Gerard

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s